¡Guantes monstruosos!

Dos guantes rojos convertidos en monstruitos

Ya. Ya se. Que acabas de tirar un guante que no tenía su pareja y cuando has visto esta entrada ¡cómo te has arrepentido! No importa.

L@s niñ@s, y no tan niñ@s, antes o después siempre acaban perdiendo alguno o varios guantes cada invierno. Así que ya sabéis, a guardarlos para crear vuestros monstruos.

No perdáis detalle porque las fotos lo dicen todo.

Fuente: krokotak

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.