Corazones de purpurina

Con unos tapetes o mantelillos de papel con encaje se pueden hacer unos corazones que, una vez añadida la purpurina resultan muy atractivos.

La idea la hemos visto en Zakka life y, cómo podéis ver en sus imágenes, aprovechando el encaje de los mantelitos, recortan corazones de diferentes tamaños y otras figuras. Después aplican pegamento y los cubren con la purpurina, retiran el exceso y los dejan secar. Con la ayuda de unos palillos debemos liberar los agujeros del encaje de los restos de pegamento y purpurina para que que queden bien definidos. Sencillos ¿verdad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.