Un orangután y un perro, amigos inseparables.

Ambos protagonistas se han conocido en TIGERS (The Institute of Greatly Endangered and Rare Species), una reserva de animales que están en peligro de extinción en EEUU.

Cuando se conocieron se hicieron inseparables y el orangután, que se llama Suryia, ayudó a Roscoe en su rehabilitación, además de jugar con él. Les podéis ver en acción en el vídeo. Forman una pareja simpática y peculiar.

La noticia la hemos leido en el blog alternativo que  incluye, además de su historia, fotos de la pareja y vídeos.

Viendo casos como éste en el que imperan valores como la amistad, la solidaridad, la ayuda mutua… y en los que no es un obstáculo para el entendimiento y la cooperación las diferencias de raza, costumbres, habitat… ¿cómo es posible que el ser humano esté en conflicto con otros humanos, cuando somos tan similares?

No os perdáis el vídeo, seguro que a l@s peques les encantará.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=QByHat2BJLs]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.